"Estoy dispuesto a renunciar a mi propio salario en caso de necesidad"

En su comunicado del 19 de Marzo de 2020, Ernst Prost, CEO de LIQUI MOLY, declaró que los empleos se mantendrán estables y nadie será despedido.

Queridos aliados, queridos compañeros de lucha:

De verdad que estos no son tiempos para personas sensibles. Sin lugar a dudas, las miserias de este mundo siguen su curso. El hambre, las penurias y las guerras no se detienen ante el coronavirus...

Y el virus sigue golpeando con toda dureza: Cientos de miles de personas infectadas y ya han muerto miles. Y al mismo tiempo mueren muchas, muchas más personas por otras causas, como, por ejemplo, el hambre, asistencia sanitaria insuficiente o también la guerra. Todo esto no le resta importancia al coronavirus. Puede que esta epidemia global logre que, después de ella, la humanidad sea también en términos globales más inteligente, amable, atenta y sensata. ¿Quién sabe?

Pero por lo pronto, se trata de combatir los efectos que pueda tener el virus sobre los puestos de trabajo y la empresa. Lo peor que nos podría ocurrir a la familia Liqui Moly / Meguin sería que las autoridades nos cerraran la fábrica a causa de una infección. Por favor, ponga un cuidado extremo en no infectarse bajo ningún concepto y contagiar así también a sus compañeros. Mientras sigamos produciendo y vendiendo, estaremos contribuyendo a que la economía siga en marcha. Tenemos que seguir funcionando bajo cualquier circunstancia, sin que por ello pongamos en peligro nuestra salud.

Los expertos temen que el virus mate a cientos de miles de personas y que 25 millones de trabajadores pierdan sus empleos. Hay que evitar ambos extremos a toda costa. En estos momentos hay que ser responsables, por uno mismo y por los demás. No se puede eludir el compromiso con el deber. Ahora, más que nunca, necesitamos nuestra cabeza y nuestras manos, pero sobre todo nuestro corazón para salir todos de esta crisis. Por favor, hagamos que prevalezcan la solidaridad y la lealtad por encima del egoísmo y la falta de consideración. Estos rasgos de nuestra personalidad siempre nos han caracterizado y nos han llevado a donde nos encontramos hoy en día. La mayoría de nosotros somos viejos lobos de mar, con espíritu de lucha y curtidos en mil batallas.

Yo también, sin llegar a la peste de 1347 :) , he superado muchísimas adversidades.  Por favor, piense también en los tiempos venideros, posteriores a esta crisis, que llegarán, y entonces estaremos contentos los unos con los otros de poder decir que "nos comportamos decentemente y, en tiempos tan difíciles, fuimos capaces de cumplir nuestra tarea de manera humana y ejemplar para el beneficio de la bien común". En tiempos de necesidad no se deben cometer errores de los que arrepentirse cuando las cosas mejoren. Al fin y al cabo, se trata de una cuestión de honor, respeto y dignidad.

En este sentido le quiero saludar hoy también y reiterar la promesa que le he hecho a usted de que por la crisis del coronavirus no se despedirá a nadie. Ni en Alemania ni en ningún otro país en el que desarrollamos nuestra actividad.  El escudo protector cubre a todos nuestros colegas miembros de la familia Liqui Moly / Meguin.  Este año tenemos que alcanzar unos ingresos de 57 millones de euros para costes salariales. Esto es lo que cuenta ahora: La salud de todos y asegurar sus salarios. Para alcanzar este objetivo estoy dispuesto a prescindir de mi salario, sin poner condición alguna. Esto también es una promesa, queridos compañeras y compañeros.