"Cuide su salud"

El director gerente de LIQUI MOLY, Ernst Prost, sobre la responsabilización

Queridos compañeros y compañeras:

"Cuide su salud" Esta frase se ha utilizado, leído y visto miles de veces en estas últimas semanas y meses. Un buen deseo, aunque ya aparezca en casi la mitad de los correos electrónicos y haya desplazado al "cordiales saludos" o al respetuoso "le saluda atentamente". Cuidar de la salud, también cuando la crisis del coronavirus haya terminado, es una tarea para toda la vida... En serio.

Cada año mueren en Alemania 3000 personas en accidentes de tráfico, eso es tan seguro como el amén en todos esos entierros. Cuidar la salud, de acuerdo... Me tiene intrigado si el eslogan "Cuide su salud" acabará pronto también en la publicidad de Bacardi. Los hígados de los alcohólicos o los pulmones de los fumadores no ayudan precisamente a mantener la salud... El sabor a libertad o aventura o de explorar el mundo no tiene mucho que ver con los mortales pitillos, que, como ya está demostrado, reducen en varios años la esperanza de vida de sus consumidores y causan la muerte prematura de un par de millones de fumadores en todo el mundo.

950 000 personas mueren al año en Alemania: Accidentes, hábitos de vida insalubres, enfermedades hereditarias, bacterias, virus y gérmenes. ¿De todas esas muertes cuáles son por causas naturales y cuáles no? ¿Qué muertes eran inevitables y cuáles no? Por todos sitios acecha el peligro. En cualquier rincón, tienda o estantería de supermercado hay algo que nos quiere aniquilar. "La muerte de más de uno de nuestros coetáneos se puede achacar a la vida que ha llevado..." Creo que es de Voltaire. Y Erich Kästner dijo: "Por lo general, la vida es letal". A pesar de todo esto, al menos nosotros en Europa estamos viviendo una de las épocas de mayor seguridad, ¡en la historia de la humanidad! Estoy muy agradecido por ello.

Solo nos queda esperar que nuestros responsables, mejor llamarlos nuestros encargados, hayan aprendido algo de su desastrosa gestión de la crisis generada por el coronavirus y que se preparen mucho mejor para la próxima epidemia, que llegará con tanta certeza como lo hacen primavera, verano, otoño e invierno. Y deben hacerlo ya, ahora que las sensaciones están todavía a flor de piel y que hay suficiente dinero en las arcas del Estado: Para la protección de la vida, para un sistema sanitario mejor y para aumentar los salarios de aquellos que protegen las vidas de todos nosotros.

¡Cuide su salud, por favor! ¡Cuídese y haga todo lo que sea necesario para que siga bien! Gran parte de nuestra vida y de nuestra salud la tenemos en nuestras propias manos, ¡y no solo en los tiempos del coronavirus!

Saludos cordiales :-)

Ernst Prost