Einkippen des LIQUI MOLY Motoröls in den Motorölbehälter des Fahrzeuges.


El elixir de la vida para su vehículo.

Aceites para motores

El motor es el corazón de su coche. El aceite de motor, su sangre. Pero no todos los aceites son iguales. Con la rapidísima evolución de los motores han aumentado también los requisitos para el aceite. Hoy en día tiene que hacer bastante más que simplemente lubricar y refrigerar: Tiene que funcionar también a altas temperaturas y presiones. También tiene que limpiar el motor de residuos de la combustión, la abrasión, los ácidos, el agua y las partículas de combustible. Tiene que proteger el motor de la corrosión y garantizar su estanqueidad. Los aceites de motor modernos son productos de alta tecnología desarrollados especialmente para determinados modelos de vehículos, es decir, piezas de recambio a medida. Por ello, los fabricantes de automóviles conceden sus homologaciones solo a una selección de aceites. De qué aceites se trata, lo averiguará en nuestra guía de aceites.

LIQUI MOLY ofrece a cada uno de los vehículos del mundo el aceite de motor adecuado. Nuestros aceites de motor han obtenido la homologación de gran cantidad de fabricantes de automóviles alemanes y extranjeros, o cumplen los requisitos de los fabricantes. E incluso aquí hay diferencias: La homologación de un fabricante indica que el aceite cumple determinados requisitos mínimos. Pero nosotros vamos más allá de esas especificaciones y desarrollamos aceites que tienen, por ejemplo, una capacidad limpiadora mayor que la que exige el fabricante.

No sólo se alegran los motores de nuestros productos, el medio ambiente también: Los aceites Leichtlauf de LIQUI MOLY ahorran aceite y combustible. Debido a que se consume menos combustible se emite menos CO2 al medio ambiente. Los intervalos de cambio de aceite se dilatan y reducen la generación de aceite usado. Nuestros envases de aceite son de polietileno y, por lo tanto, reciclables en su totalidad.

Aceites para transmisiones

Las transmisiones de los vehículos modernos están sometidos a enormes cargas. Si el aceite no cumple su cometido, los daños pueden ser costosos. Los aceites para caja de cambios de LIQUI MOLY cumplen su función incluso bajo los requisitos más exigentes. Reducen el desgaste y procuran la fricción propicia al igual que una viscosidad óptima, también a altas temperaturas. Para una mayor vida útil de su transmisión.

 

 

Aceites hidráulicos

Una transmisión de potencia sin pérdidas y buena función lubricante, combinadas con la fricción propicia y una protección anticorrosión óptima. Todo esto combinan los aceites hidráulicos de LIQUI MOLY en la más pura perfección. Los aceites convencen por su alta estabilidad térmica y, por lo tanto, por su óptima resistencia al envejecimiento. De forma que se genera menos lodo, mejora la limpieza y mantiene los sistemas hidráulicos funcionando de una manera fiable.