Más potencia para cargar

A pesar del enorme kilometraje, el polvo, la humedad, el calor, el frío y los golpes y las cargas pesadas: Nadie se puede permitir tener problemas en el motor. Las paradas, esperas o pérdidas de ingresos detienen la empresa, cuestan dinero y dan mala impresión al cliente. Para evitarlo, LIQUI MOLY ofrece lubricantes de alto rendimiento adecuados a todos los vehículos industriales y maquinaria de construcción. Fiel al lema: Abajo con el consumo y el desgaste, arriba la seguridad del servicio y la productividad.

Sean aceites para motor, caja de cambios, hidráulicos, aditivos o grasas: Nuestras soluciones se encargan de que sus vehículos y máquinas no den señales de debilidad incluso a máxima potencia. Para ello, le confeccionamos un paquete de productos orientado a sus necesidades partiendo de nuestra amplia gama. Aproveche también nuestro asesoramiento personalizado. Porque la gestión inteligente del aceite le ayuda a su parque móvil o su taller a ahorrar tiempo y dinero adicionales. Nuestros especialistas en vehículos industriales le ofrecen su apoyo in situ para seleccionar y reducir las opciones en cuestión. Nuestra oferta de servicio la complementamos con la optimización de los envases e indicando las soluciones de eliminación de desechos más adecuadas.