Ola de frío: Evite que su diésel se congele

En algunas zonas, es fácil que las temperaturas desciendan más allá de los diez grados bajo cero. Con Diesel Fließ-Fit, el motor dejará helado al invierno.

Esas temperaturas suponen una prueba de resistencia para el diésel de su automóvil, es más, lo llevan al límite: cuando hace mucho frío, el diésel se espesa y el vehículo ya no arranca o se para de repente. Pero eso se puede evitar: de una manera tan simple como eficaz, nuestro Diesel Fließ-Fit impide que su diésel se congele.

La parafina, el origen de los problemas

¿Cómo es posible que el diésel se espese o que deje de fluir? El origen de los problemas es la parafina, una cera presente en el diésel. Con el frío se espesa la parafina, una cera que es líquida. Se forman cristales que atascan el filtro de combustible. El combustible no llega al motor y éste se para. Aunque en la estación fría se venda diésel de invierno, menos sensible a las bajas temperaturas: si éste no está disponible o se produce un descenso brusco de las temperaturas, tal y como se anuncia para estos días, Diesel Fließ-Fit evita que el diésel se espese. Según sea la calidad del diésel, el concentrado evita que se espese.

Y esto a temperaturas de hasta 31 grados bajo cero. Tan fácil como verter el contenido de una lata antes de repostar. Así se garantiza que el diésel y el aditivo se mezclan óptimamente. El mejorador de flujo es un recurso práctico para vehículos diésel que están al aire libre. Además, con él se está bien preparado para los desplazamientos en las vacaciones de esquí, porque sobre todo en el extranjero, la calidad del combustible puede variar considerablemente.

Importante: Agréguelo ya

Es importante agregar Diesel Fliess-Fit antes de que el diésel se espese. Si no se hace a tiempo, la única solución será recurrir al calor para que los cristales de parafina se vuelvan a licuar. Por eso: Agregue ahora Diesel Fließ-Fit y espere tranquilamente a que llegue la ola de frío.

IR AL PRODUCTO

Búsqueda de distribuidores