• 4min

Desplazamientos cortos: efectos y prevención

#Coche
#Coche de época

Conducir frecuentemente trayectos cortos favorece el desgaste prematuro de su vehículo. Esto afecta en particular al sistema del motor. Le explicamos todo sobre los efectos negativos y cómo contrarrestarlos.

Efectos de los trayectos cortos en el sistema del motor

Arranques en frío frecuentes debido a funcionamiento en trayectos cortos por debajo de los 10 km, como p. ej. en ciudad, tienen efectos negativos en el motor. En este breve tiempo, no se puede alcanzar la temperatura óptima de servicio. El aceite de motor no alcanza la temperatura óptima, por lo que no llega a todos los componentes del motor, con lo que tampoco puede lubricarlos y protegerlos de la fricción, el desgaste y los daños.

Además, debido a la falta de temperatura, el combustible inyectado no se quema por completo. Esto provoca, por un lado, una mayor formación de residuos de combustión que se depositan con el paso del tiempo en los inyectores y en la cámara de combustión. Esto aumenta considerablemente el consumo, el motor funciona de forma irregular y, en el peor de los casos, provoca costosas averías del motor. Por otro lado, la parte no quemada llega al cárter de aceite y se mezcla allí con el aceite de motor. Esta mezcla reduce la capacidad de lubricación del aceite, lo que a largo plazo también puede provocar daños costosos.

El filtro de partículas diésel también se ve afectado: Los filtros de partículas diésel son componentes esenciales para cumplir las especificaciones legales en materia de emisiones de los vehículos diésel modernos. Filtra el hollín de los gases de escape que se producen durante la combustión y, a continuación, lo quema. Sin embargo, en los desplazamientos cortos no se alcanza la temperatura de combustión de aprox. 600°C. Esto tiene como consecuencia que el filtro de partículas diésel se obstruye con el tiempo y pueden aparecer un consumo de combustible elevado y problemas en el motor.

Prevención de daños debido a desplazamientos cortos

El aceite se ensucia más rápido de lo habitual en trayectos cortos. Por este motivo, es imprescindible sustituir el aceite de motor sucio en los intervalos de cambio de aceite regulares, incluso fuera de los intervalos indicados por el fabricante. Nuestros talleres de servicio cercanos se encargan de ello de forma rápida y sencilla.

Encontrar taller

Además, debería eliminar regularmente los sedimentos que se forman en el sistema de inyección o mejor aún prevenir su formación. El Aditivo super diésel o el limpiador de inyección son adecuados para ambos fines. Puede utilizarlos fácilmente usted mismo y añadirlos al combustible en cada repostaje. Los aditivos de combustible limpian los sedimentos presentes en el sistema de inyección e impiden que se vuelvan a formar a pesar de los desplazamientos cortos. Los residuos quemados se eliminan de las agujas de inyección con toda fiabilidad y aumenta la capacidad de ignición del combustible. El proceso de combustión se optimiza también a baja temperatura del motor, llegando así considerablemente menos residuos de combustible al aceite del motor y con ello también se genera menos suciedad.

Para mantener la plena funcionalidad del filtro de partículas a largo plazo, incluso cuando los desplazamientos cortos son frecuentes, se recomienda utilizar de forma preventiva la protección del filtro de partículas diésel. Este aditivo de alto rendimiento reduce la formación de hollín durante la combustión, ayuda en la regeneración del filtro de partículas diésel y contribuye así eficazmente a la reducción de las emisiones.