Wähle ein anderes Land oder eine andere Region, um Inhalte für deinen Standort zu sehen. Select another country or region to see content for your location. Seleccione otro país o región para ver el contenido de su ubicación. Selecteer een ander land of een andere regio om de inhoud van uw locatie te zien. Vælg et andet land eller område for at se indhold, der er specifikt for din placering. Voit katsoa paikallista sisältöä valitsemalla jonkin toisen maan tai alueen. Choisissez un pays ou une région pour afficher le contenu spécifique à votre emplacement géographique. Επίλεξε μια άλλη χώρα ή περιοχή, για να δεις περιεχόμενο σχετικό με την. Scegli il Paese o territorio in cui sei per vedere i contenuti locali. 別の国または地域を選択して、あなたの場所のコンテンツを表示してください。 Velg et annet land eller region for å se innhold som gjelder der. Escolha para ver conteúdos específicos noutro país ou região. Välj ett annat land eller område för att se det innehåll som finns där. Konumunuza özel içerikleri görmek yapmak için başka bir ülkeyi veya bölgeyi seçin. Chọn quốc gia hoặc khu vực khác để xem nội dung cho địa điểm của bạn

Diese Box wird angezeigt, da die Seitensprache nicht mit einer den Browsersprachen übereinstimmt.

Close



"¿Desempleo masivo? ¿Pauperización generalizada? ¿Fosas comunes?"

Ernst Prost, director gerente, aborda la situación de la ciudad de Nueva York y su fuerza simbólica en su circular para el fin de semana

Queridos copartícipes:

No, no estamos hablando de un país africano, sino de Nueva York. Una ciudad maravillosa: la Estatua de la Libertad, Broadway, Manhattan; Nueva York simboliza el mundo libre, la cultura, el arte, la tolerancia, la democracia. Pero a mi modo de ver es un símbolo más fuerte de cohesión, resiliencia y la capacidad de levantarse una y otra vez y seguir luchando, sin importar lo duras que hayan sido las derrotas. Las fosas comunes no van con esta ciudad. Pero ahora las tienen. Igual que hospitales saturados, hospitales de campaña en parques y vehículos de transporte frigoríficos convertidos en morgues. Nueva York, la ciudad que nunca duerme, ¿bajo una mortaja? Inimaginable. Increíble. Desolador.

Tenemos clientes maravillosos en esa gran ciudad, compañeros de negocios que todavía hoy bajo estas desastrosas circunstancias siguen agitando nuestra bandera. Leo artículos sobre las fosas comunes y, al mismo tiempo, recibo correos electrónicos de nuestros compañeros que se dedican a su trabajo, no solo en Nueva York sino en todo el país, con gran muestra de disciplina y valentía, y ojalá también con mucha precaución. En medio de esta confusión me llegan incluso mensajes de éxito de esa ciudad maltrecha. A veces es imposible soportarlo, por el dolor, pero también por la alegría. Alegría porque veo que nuestra familia Liqui Moly sigue funcionando unida, ¡en los EE.UU. y en todo el mundo!

Nueva York lo logrará también esta vez. Si hay una ciudad capaz, esa es Nueva York. Eso pienso y eso espero. Era en octubre de 1979. Tenía 22 años y estaba de viaje de negocios por Canadá y EE.UU. La última etapa me llevaba a Nueva York; allí me atracaron y me robaron todo... 

Fue culpa mía, pero desde entonces no he vuelto a Nueva York, ya no tenía ganas. Cuando todo esto haya pasado, pienso volver a Nueva York. Y rezaré en la Estatua de la Libertad. Y a continuación iré a visitar a nuestras compañeras y compañeros. :) 

Feliz fin de semana

Su

Ernst Prost


España