Wähle ein anderes Land oder eine andere Region, um Inhalte für deinen Standort zu sehen. Select another country or region to see content for your location. Seleccione otro país o región para ver el contenido de su ubicación. Selecteer een ander land of een andere regio om de inhoud van uw locatie te zien. Vælg et andet land eller område for at se indhold, der er specifikt for din placering. Voit katsoa paikallista sisältöä valitsemalla jonkin toisen maan tai alueen. Choisissez un pays ou une région pour afficher le contenu spécifique à votre emplacement géographique. Επίλεξε μια άλλη χώρα ή περιοχή, για να δεις περιεχόμενο σχετικό με την. Scegli il Paese o territorio in cui sei per vedere i contenuti locali. 別の国または地域を選択して、あなたの場所のコンテンツを表示してください。 Velg et annet land eller region for å se innhold som gjelder der. Escolha para ver conteúdos específicos noutro país ou região. Välj ett annat land eller område för att se det innehåll som finns där. Konumunuza özel içerikleri görmek yapmak için başka bir ülkeyi veya bölgeyi seçin. Chọn quốc gia hoặc khu vực khác để xem nội dung cho địa điểm của bạn

Diese Box wird angezeigt, da die Seitensprache nicht mit einer den Browsersprachen übereinstimmt.

Close



Bailar sobre la mesa / Espectáculo de ministros y mascarillas

En su circular de hoy a sus compañeros, Ernst Prost explica por qué lo social adquiere importancia en estos tiempos de distanciamiento social y cuáles son las ventajas de un escritorio vacío

Querida familia Liqui Moly / Meguin:

 

"Sus productos están llenos de mierda y su publicidad me la paso por el culo". Hola Harald Schmidt, ¿eres tú? Bien podría ser él. O la cámara oculta. No, se trata tan solo de un personaje anónimo de los que pululan por la red. También ocurre de vez en cuando, un par de casos por cada mil... Suelo responder de manera muy cortés que podemos quedar gustosamente para intercambiar ideas, para que, si fuese necesario, podamos basar los argumentos en datos y hechos. La mayoría de las veces se queda en eso. Sinceramente, prefiero mil veces los mensajes de reconocimiento y elogio, pero también los que contienen críticas objetivas. Leo y respondo todos los mensajes. Es bonito comunicar con nuestros clientes. Ahora estamos recibiendo cientos de mensajes de carácter positivo a diario. Algunos se sorprenden de recibir una respuesta, además mía, el mismo día y muchas veces no ha pasado ni una hora desde que se envió el mensaje... Parece que este modo de trabajar está pasado de moda. A veces lo que está pasado de moda no está tampoco taaan mal... ¡el respeto, la educación y la amabilidad siempre son modernos!

Mi abuela ha dicho siempre: "No dejes para mañana lo que puedas hacer hoy". Así es como trabajo yo. Todo lo que llega, se despacha: Correo a correo, carta a carta, llamada a llamada. Nada se pospone o se resuelve más tarde, en otro momento. Es que no sé qué es lo que habrá que hacer más tarde. Me gusta tener mi escritorio vacío. Cuando acabe la jornada, el escritorio tiene que estar vacío... Después ya vendrán pensamientos e invenciones... La montaña de asuntos pendientes que ya tenemos, seguro que será mayor mañana... ¿Entonces? "Se tiene lo que se tiene", dicen los suabos. Aquí no se trata por una vez de dinero, sino de lo "terminado".

Y como el suabo es un dialecto tan bonito, se puede utilizar con humor. Por ejemplo, cuando oímos "social distancing" y en nuestro dialecto nos suena a bailar sobre la mesa :-). En verdad, lo que debemos mantener en estos momentos es una distancia física, no social. Al contrario, ahora se necesita proximidad y calidez. Precisamente la dimensión social que tenemos los seres humanos, en cierto modo, lo que nos hace humanos. No somos en absoluto unos egoístas despiadados a los que nos han metido en un rebaño inmenso, sino unos seres sociales, que muestran sentimientos por los otros individuos. Donde mejor se puede ver es en comportamiento social de los individuos (o quizá no)... Por favor, sigamos siendo seres sociales, porque lo opuesto es lo asocial o incluso lo antisocial. Mostremos que tenemos el corazón en el lado correcto, que estamos pendientes del prójimo y que sabemos lo que hay que hacer. Al responder rápidamente a preguntas, pero también en la reacción inmediata a la crítica empieza el respeto por el otro. Aquí también vale lo de "enseguida" en vez de "lo antes posible"... "Debido a la sobrecarga de trabajo, le respondemos hoy a su correo del 8 de enero"; no fue un organismo oficial el que me escribió esto ahora a finales de abril, sino una empresa alemana de renombre. ¿Cómo puedo tomar en serio a alguien, o simplemente creerle que le importa el asunto, si tarda 20 días en responder a un escrito? No les extraña para nada, esto les resulta normal. Una tarea de 10 minutos se aplaza durante tres semanas... El virus no tiene la culpa de todo... Yo, por el contrario, no puedo dormir, le doy vuelta a ese correo electrónico que me queda por responder, da igual el asunto, y me angustia por mi responsabilidad social y por mi honor como director gerente. Hay cosas que no se deben hacer y hay otras que se despachan inmediatamente. Muy a menudo se trata de una cuestión de educación y, en nuestro caso en particular, se trata de una parte integrante de nuestra cultura empresarial.

Sigamos siendo como somos: Rápidos, minuciosos, educados, amables y como queremos que los otros nos traten a nosotros...

Por último, una pregunta provocadora sobre los puentes aéreos para traer mascarillas: ¿A partir de ahora vamos a tener que ver cómo un político de poca monta, que quiere chupar cámara, rodeado de periodistas, da la bienvenida en directo a cada avión que llegue de China con un cargamento de mascarillas o cualquier otro producto de alta tecnología demasiado caro y que llega demasiado tarde? Sin mascarilla, pero solo a 30 cm de distancia... Una multa con notificación de sanción para nuestra ministra de Defensa, eso sería sensacional... O que nuestros amigos americanos lanzaran kits de cuidado personal, chicle incluido, sobre Berlín mediante puente aéreo. Bueno, esperemos que estas mascarillas sean mejores que las que se entregaron en la pista al bueno de Andi Scheuer, con lágrimas ante las cámaras...

 

Su

Ernst Prost

Gerente


España