Wähle ein anderes Land oder eine andere Region, um Inhalte für deinen Standort zu sehen. Select another country or region to see content for your location. Seleccione otro país o región para ver el contenido de su ubicación. Selecteer een ander land of een andere regio om de inhoud van uw locatie te zien. Vælg et andet land eller område for at se indhold, der er specifikt for din placering. Voit katsoa paikallista sisältöä valitsemalla jonkin toisen maan tai alueen. Choisissez un pays ou une région pour afficher le contenu spécifique à votre emplacement géographique. Επίλεξε μια άλλη χώρα ή περιοχή, για να δεις περιεχόμενο σχετικό με την. Scegli il Paese o territorio in cui sei per vedere i contenuti locali. 別の国または地域を選択して、あなたの場所のコンテンツを表示してください。 Velg et annet land eller region for å se innhold som gjelder der. Escolha para ver conteúdos específicos noutro país ou região. Välj ett annat land eller område för att se det innehåll som finns där. Konumunuza özel içerikleri görmek yapmak için başka bir ülkeyi veya bölgeyi seçin. Chọn quốc gia hoặc khu vực khác để xem nội dung cho địa điểm của bạn

Diese Box wird angezeigt, da die Seitensprache nicht mit einer den Browsersprachen übereinstimmt.

Close



„Maldecir limpia el alma“

El director gerente de LIQUI MOLY a cerca de afrontar las cosas con energía en lugar de esconderse por miedo

Queridos compañeros y compañeras:

Queridos compañeros de viaje:

 

Si maldecir limpia el alma, entonces la mía estará reluciente :-) No, no me dejo comer por dentro. Para empezar porque me angustiaría... La crisis pone muchísimas cosas en evidencia. Varias veces al día me acuerdo del dicho: En la tribulación se reconoce a los amigos. Hay sorpresas en ambos sentidos... Pero todos los días se puede constatar, como hizo Hölderlin, que al aumentar el peligro también surge lo bueno que nos salva. Muchos dan ese paso adelante, afrontan las cosas, ayudan, hacen su aportación personal para que podamos dominar esta crisis y ayudar a otras personas.

Pero no siempre se ve en primera fila, como debería ser, a los que tienen los brazos más fuertes y las espaldas más anchas (y los bolsillos más llenos), sino a los que tienen el corazón más grande y a los que Dios dotó con empatía y compasión, capacidad creadora y sentido de la responsabilidad. Hay algunos que, ni en tiempos de crisis, pueden dejar de pensar primero en sí mismos, luego en sí mismos y al final en sí mismos. Seguramente pasó algo parecido en el Titanic... Ahora no estamos en un barco, sino somos una empresa con mil personas, la tripulación, y varias decenas de miles de pasajeros, que son nuestros COMPAÑEROS de negocios...

Tenemos el mar embravecido, pero no estamos escorados. El viento sopla por proa, pero eso no es nuevo para nosotros. Quizá tengamos que remar más, con toda seguridad diría yo. Pues entonces lo hacemos. Probablemente tengamos que achicar agua, allí donde haya entrado. ¿Y qué? ¡Tampoco pasa nada! Pero no hay que preparar los botes salvavidas. Y menos practicar el "sálvese quien pueda" o el "hombre al agua". Eso no es lo nuestro. Mejor maldecir con toda el alma y enfrentarse con fuerza que huir sin despeinarse.

¿Cuándo fue la última vez que leyó o vio algo de la competencia? Todos a cubierto, con teletrabajo o jornada reducida. El único que trabaja es el contestador automático... ¡Fantástico! No esperaba otra cosa y parece que una enorme multinacional tampoco es capaz de más. ¡Es el momento oportuno y la oportunidad de oro para lanzar una gran ofensiva contra la competencia! Ya de por sí, en los buenos tiempos, estos muchachos se esconden y tienen miedo a equivocarse. Nosotros, al contrario, podemos ahora ponernos en marcha y presumir. Podemos pisar el acelerador y demostrar que como empresa asumimos responsablemente nuestro deber en la sociedad y por la sociedad. Vendemos como campeones, pero también ayudamos como campeones. No es fruto de cálculo alguno, somos así. Veo todo los días como damos lo mejor con todo el corazón, con toda el alma, con toda la materia gris: dinero, mano de obra y compasión. No puede ni debe ser de otra manera. Quien todavía se queda tranquilamente en el sofá y espera a que todo mejore, no ha comprendido para qué están las empresas y qué es lo que nos hace humanos.

Algunos hablan de la economía por un lado y de los ciudadanos por otro. Ese enfoque está mal. Los ciudadanos son la economía y la economía está formada por ciudadanos. Fíjense en otros países y vean cómo sufren las personas cuando la economía se derrumba. Una economía que funciona es la fuente de bienestar, seguridad y también de salud para las personas. A nadie le pido más que a mí. Ahora tenemos que servir a la economía, y con ello a las personas en Alemania y en todos aquellos países donde trabajan y viven nuestros clientes y amigos. Dos terceras partes de nuestros negocios están en la exportación, fuera de Alemania. ¡No solo se puede tomar, también hay que dar! Es lo mínimo que nosotros mil deberíamos, podemos, debemos y tenemos que hacer como obligación. Cuento con ustedes, como en los últimos 30 años. ¡Y ustedes pueden contar conmigo!

 

Su

Ernst Prost

Gerente


España

Europe

Bosna i Hercegovina
Bŭlgariya
Czechia
Danmark
Deutschland
Eesti
España
France
Great Britain
Hrvatska
Ireland
Italia
Kosovë
Latvija
Lietuva
Magyarország
Nederland
Norge
Österreich
Polska
Portugal
Schweiz
Slovensko
Srbija
Suomi
Sverige
Türkiye
Ελλάδα
Македонија
Монтенегро
Россия
Србија
Украина

Asia Pacific

Australia
Brunei
Indonesia
Malaysia
Myanmar
New Zealand
Pakistan
Singapore
Thailand
Việt Nam
Казахстан
Киргизия
ישראל
ایران
中国
日本
대한민국

Americas

Argentina
Bolivien
Brasil
Chile
México
Paraguay
Perú
Trinidad & Tobago
Uruguay

Africa, Middle East and India

South Africa
Uganda

The United States, Canada and Puerto Rico

Canada
USA