• 01/04/2020
  • Corona-Krise

"El sudor que nos une"

El director gerente, Ernst Prost, revela en su circular de hoy por qué la capacidad de imaginar y el poder creativo tienen tanta importancia precisamente ahora

Estimadas compañeras, estimados compañeros: 

Le doy gracias a Dios por tener en estos tiempos tan lúgubres y angustiosos mi trabajo y mi misión, además las veinticuatro horas al día y siete días a la semana. De lo contrario, me volvería loco con las agobiantes noticias sobre la devastación que está causando el virus en todo el mundo. Se suele decir: Si la cosa no marcha, márchate... (a pasear). Pero irse a pasear no va a cambiar esta situación, aunque no esté de más despejar la cabeza de vez en cuando. Eso es lo que precisamente necesitamos ahora: razonamientos nuevos, ideas, lo original y creativo, fantasía, capacidad de imaginar y poder creativo. Se dice que nosotros los alemanes somos un pueblo de inventores, genios y pensadores. ¡Pues entonces, compañeros y compañeras, a por todas! Pongámonos a pensar, a crear cosas nuevas, explorar nuevas vías, pero también convirtamos nuestra creatividad en actividades concretas.

¿Sabe qué me ha llamado mucho la atención? Cuando los problemas no dejan de crecer y la presión sigue aumentando, aumenta al mismo tiempo también la voluntad de defenderse, de resistir y de luchar por salvarse. Hay que salir de la zona de confort e ir de cabeza a las tareas, por no decir al frente. Un sano reflejo de nuestro instinto de supervivencia es aumentar el rendimiento en tiempos difíciles... No es casualidad que se diga: La necesidad agudiza el ingenio. Mahatma Gandhi decía: La fortaleza no nace de la fuerza, sino de una voluntad inquebrantable. Y yo añado: Y de amor, amor al prójimo. Tenemos la voluntad de supervivencia y tenemos la capacidad intelectual para descubrir salidas de esta crisis. 

¿Qué se le ocurre? ¿Qué más podemos hacer? ¿Qué es lo que deberíamos evitar a toda costa? Recuerde nuestras tres líneas de avance: vender, producir y distribuir, ahorrar. Esto es lo obvio, naturalmente. Aparte de esto, tenemos que emplear la materia gris para que, una vez acabada la crisis del coronavirus, podamos seguir donde nos habíamos quedado: Tenemos que ir por la vía del éxito para salvar nuestra empresa, nuestros puestos de trabajo y la existencia de muchos clientes nacionales y en el extranjero. Este no es el esfuerzo de los héroes, se trata del esfuerzo de todos. ¡Pensar y tomar responsabilidades no son cosas del jefe!

Ahora mismo es cosa de cada uno de nosotros. La amenaza de la derrota solo se puede superar con solidaridad, lealtad y colaboración colectiva. Estoy muy contento de que formemos un equipo tan rodado y consolidado. No tenemos que ser héroes. Basta con ser trabajadoras y trabajadores aplicados, atentos y vigilantes, para que podamos al menos solucionar nuestros, en comparación con otros claramente, pequeños problemas. ¡Cuento con ustedes! ¡Nuestros clientes y sus familias también! ¡No defraudaremos a nadie! 

 

Gracias de corazón 

Su 

Ernst Prost