Wähle ein anderes Land oder eine andere Region, um Inhalte für deinen Standort zu sehen. Select another country or region to see content for your location. Seleccione otro país o región para ver el contenido de su ubicación. Selecteer een ander land of een andere regio om de inhoud van uw locatie te zien. Vælg et andet land eller område for at se indhold, der er specifikt for din placering. Voit katsoa paikallista sisältöä valitsemalla jonkin toisen maan tai alueen. Choisissez un pays ou une région pour afficher le contenu spécifique à votre emplacement géographique. Επίλεξε μια άλλη χώρα ή περιοχή, για να δεις περιεχόμενο σχετικό με την. Scegli il Paese o territorio in cui sei per vedere i contenuti locali. 別の国または地域を選択して、あなたの場所のコンテンツを表示してください。 Velg et annet land eller region for å se innhold som gjelder der. Escolha para ver conteúdos específicos noutro país ou região. Välj ett annat land eller område för att se det innehåll som finns där. Konumunuza özel içerikleri görmek yapmak için başka bir ülkeyi veya bölgeyi seçin. Chọn quốc gia hoặc khu vực khác để xem nội dung cho địa điểm của bạn

Diese Box wird angezeigt, da die Seitensprache nicht mit einer den Browsersprachen übereinstimmt.

Close



"Deudas buenas, deudas malas"

En la circular de hoy, el director gerente Ernst Prost explica la razón por la cual el Estado se puede endeudar con toda tranquilidad para relanzar la economía, al contrario que hace una década

Queridos copartícipes:

 

Hace diez años me opuse frontalmente al endeudamiento del Estado. Me acuerdo muy bien cómo atizaba a todo político que se me cruzaba, porque lo único que hacían era endeudarnos. ¿Y entonces por qué decía ayer que "da igual uno o dos billones más de euros en deudas, no se van a notar, al contrario, es acertado endeudarse para salir de la crisis"? El cálculo es fácil y los motivos que empujan mi cambio de paradigma, todavía lo son más: En mi opinión, hace diez años estábamos, por decirlo de una manera simple, sobreendeudados. Nuestro PIB, la producción económica de Alemania, era de 2,5 billones de euros. La deuda total en aquella época era ni más ni menos que 2 billones de euros. Eso equivale a una tasa de endeudamiento del 80%. Los intereses que generaba la deuda ascendían en 2010 a 33 000 millones de euros. ¡En 2008 se acercaron a los 40 000 millones! Este dinero hacía falta en otros ámbitos, naturalmente...

¿Qué aspecto tenía el año pasado, en 2019? Seguimos con 2 billones de deudas. Hemos saldado algunas deudas, pero a fin de cuentas el estado de la deuda es el mismo que en 2010, cuando se decidió de manera coherente y correcta frenar el endeudamiento. Pero nuestro PIB, nuestra producción económica, ha mejorado al alza de una manera notable y es ahora de 3,4 billones de euros, en vez de 2,5. Por lo tanto nuestra tasa de endeudamiento ha caído del 80% al 60%. En comparación: EE.UU. tiene una tasa de endeudamiento del 110% y Japón incluso del 240%.

Es decir que ahora, con mayor rendimiento económico tenemos la misma deuda: por lo pronto no está nada mal que haya mejorado la ratio. ¿Cómo se ha desarrollado el pago de los intereses? Los costes de la financiación de los créditos es lo que pone a prueba a los presupuestos federales todos los años. Tal y como se puede leer más arriba, en 2008 pagábamos 40 000 millones en intereses y en 2010 33 000. ¿Y en 2019? Tan solo eran 12 000 millones... ¡Muy bien! ¿Se dan cuenta del doble efecto? ¡Las deudas estancadas (por llamarlo así) mientras que el rendimiento económico es mucho mayor! Y los pagos de los intereses caen en picado porque los tipos son bajos. ¡Bravo! Por analogía, esto significa que tenemos capacidad para contraer nuevas deudas, que son cruciales para poder acabar esta crisis y generar impulso. Este dinero no cuesta nada, como ya escribí ayer, porque en parte se da el curioso caso de que con los tipos de interés de los empréstitos negativos el Estado gana dinero en lugar de endeudarse, porque los tipos de interés para los inversores son negativos. Por lo tanto, las cosas no pueden ir mejor...

Miremos ya por último los pagos de la deuda y el presupuesto federal en la última década: De ahí se desprende, qué parte de los presupuestos federales se han dedicado al servicio de la deuda, esto es, los intereses. Los presupuestos federales de hace diez años tenían un importe de 320 000 millones de euros y de esa cantidad se destinaban 33 000 millones al interés de deudas. Los presupuestos federales del año pasado ascendieron a 350 000 millones de euros, un buen pico más, ¡pero los intereses eran tan solo 12 000 millones! Es decir, visto desde este ángulo, tenemos suficiente margen para que el Estado invierta en estímulos para la economía. No para hacer tonterías, sino para coger impulso de nuevo. Y para ello el Estado tiene que meter mano a su cartera. Repito, tal y como está ahora el panorama de los tipos de interés, podríamos llegar a tener el doble de deuda, de dos a cuatro billones de euros, sin que por ello los pagos de los intereses se incrementaran de manera significativa.

Lo que podría hacer el Estado y la economía con dos billones de euros: Renovar puentes, modernizar escuelas y el sistema educativo, reforzar el sistema de salud pública después de la pandemia, realizar la transición energética, etc., etc., etc. Todas ellas son tareas para las que se necesita dinero, pero que también crean puestos de trabajo a la vez que generan beneficios para toda la sociedad y nuestro futuro. El pleno empleo y una economía próspera son, por cierto, condiciones imprescindibles para que los ingresos fiscales broten... Esto es precisamente el objetivo, entre otros más, del Estado del Bienestar y lo que necesita urgentemente para cuidar de todos sus ciudadanos y cumplir todas sus funciones.

 

Su

Ernst Prost


España

Europe

Bosna i Hercegovina
Bŭlgariya
Czechia
Danmark
Deutschland
Eesti
España
France
Great Britain
Hrvatska
Ireland
Italia
Kosovë
Latvija
Lietuva
Magyarország
Nederland
Norge
Österreich
Polska
Portugal
Schweiz
Slovensko
Srbija
Suomi
Sverige
Türkiye
Ελλάδα
Македонија
Монтенегро
Россия
Србија
Украина

Asia Pacific

Australia
Brunei
Indonesia
Malaysia
Myanmar
New Zealand
Pakistan
Singapore
Thailand
Việt Nam
Казахстан
Киргизия
ישראל
ایران
中国
日本
대한민국

Americas

Argentina
Bolivien
Brasil
Chile
México
Paraguay
Perú
Trinidad & Tobago
Uruguay

Africa, Middle East and India

South Africa
Uganda

The United States, Canada and Puerto Rico

Canada
USA