Wähle ein anderes Land oder eine andere Region, um Inhalte für deinen Standort zu sehen. Select another country or region to see content for your location. Seleccione otro país o región para ver el contenido de su ubicación. Selecteer een ander land of een andere regio om de inhoud van uw locatie te zien. Vælg et andet land eller område for at se indhold, der er specifikt for din placering. Voit katsoa paikallista sisältöä valitsemalla jonkin toisen maan tai alueen. Choisissez un pays ou une région pour afficher le contenu spécifique à votre emplacement géographique. Επίλεξε μια άλλη χώρα ή περιοχή, για να δεις περιεχόμενο σχετικό με την. Scegli il Paese o territorio in cui sei per vedere i contenuti locali. 別の国または地域を選択して、あなたの場所のコンテンツを表示してください。 Velg et annet land eller region for å se innhold som gjelder der. Escolha para ver conteúdos específicos noutro país ou região. Välj ett annat land eller område för att se det innehåll som finns där. Konumunuza özel içerikleri görmek yapmak için başka bir ülkeyi veya bölgeyi seçin. Chọn quốc gia hoặc khu vực khác để xem nội dung cho địa điểm của bạn

Diese Box wird angezeigt, da die Seitensprache nicht mit einer den Browsersprachen übereinstimmt.

Close



"Cierren el pico ya, ¡acaba cansando!"

Hasta la fecha, las "interminables calculaciones" ignoran de manera injusta la "capacidad creadora y el ingenio humano a ella vinculado" explica Ernst Prost en esta circular.

Muy buenas, queridas compañeras y queridos compañeros:

se me revuelven las tripas cada vez que escucho o leo lo que dicen sabios de economía, teóricos, expertos autoproclamados y nuestros políticos y todos aquellos que creen conveniente tener que lucirse con alguna ocurrencia respecto al futuro de nuestra economía. "La mayor crisis desde Alejandro Magno", "Desplome inédito". Está claro que no nos vamos a recuperar tan rápido y que con toda probabilidad nuestro PIB también va a empeorar respecto a los años pasados: eso lo adivina cualquiera. Pero predecir la contracción de la economía o el aumento del desempleo con una exactitud de décimas porcentuales, es charlatanería pura. ¡Estos caballeros no saben nada con tanta exactitud! De lo contrario, no estarían cambiando constantemente sus pronósticos y opiniones. Lo digo desde hace décadas: "La coyuntura no es lo que pasa y lo que predicen los enterados, sino lo que la economía hace con las empresas y sus equipos". Recalco que lo importante es "hacer" no "mirar la bola de cristal". Aunque a estos pronósticos de desaceleración y declive no le falten fundamentos ni sean del todo incorrectos, siempre consiguen una cosa: inquietar y asustar a la gente. ¿Pero por qué? ¿Qué sentido tienen?

A ningún necio se le escapa que la economía está estrechamente ligada a la psicología y que, si un par de autoproclamados superexpertos predicen la ruina total o parcial de Occidente, no será nada extraño que la gente deje de consumir y, por lo tanto, las empresas dejen de invertir. Estás son "profecías autorrealizadas" muy negativas, que luego, desgraciadamente, nos tiran de cabeza al torbellino que han conjurado. No estoy exigiendo que se dediquen a pintar un panorama más esperanzador de lo que realmente es, pero pintar todo negro tampoco me parece solución. Y luego están estas expresiones radicales de tintes apocalípticos. Ya puestos: "¿El fin está cerca?" Salta a la vista que a estos caballeros les gusta competir por embutir sus profecías con predicciones cada vez más drásticas...

Mejor que cierren el pico de una vez y observen cómo bregan empresas, artesanos, empresarios, empleados y trabajadores en esta lucha. Los pronósticos fallan ya de por sí en tiempos normales. Una mirada retrospectiva a los años anteriores revela que todas las predicciones, sin excepción, eran imprecisas. ¿Quién dice que después del confinamiento las personas no van a tener muchas más ganas de consumir en restaurantes, terrazas, cine, coches y vacaciones? ¿Quién se atreve a decir que tras esta crisis no se van a extender nuevas tecnologías, formas de trabajo y mercados que darán nuevo impulso y que darán alas al PIB en vez de cortárselas? Estas interminables calculaciones las pueden tirar a la basura, porque no contemplan las componentes dinámicas de una economía nacional estable y vigorosa. Esto es, la capacidad creadora y el ingenio humano a ella vinculado. ¿A quién le aporta algo escuchar que vamos a entrar en una crisis de dimensiones inéditas? Justamente, a nadie. Lo importante es asustar... Por favor, queridos directores de institutos e instituciones y analistas de mercado, cierren el pico ya. Déjennos trabajar en paz de una vez a empresarios, artesanos, trabajadores, empleados y autónomos. Ya tendrán ocasión en un par de meses de "explicarnos" por qué sus predicciones negativas respecto al comportamiento de nuestra economía eran incorrectas. Pero, por favor, se acabó de una vez por todas proclamar mensajes nefastos a los cuatro vientos. Acaba cansando, ¡y hace daño!

Saludos cordiales

Ernst Prost


España

Europe

Bosna i Hercegovina
Bŭlgariya
Czechia
Danmark
Deutschland
Eesti
España
France
Great Britain
Hrvatska
Ireland
Italia
Kosovë
Latvija
Lietuva
Magyarország
Nederland
Norge
Österreich
Polska
Portugal
Schweiz
Slovensko
Srbija
Suomi
Sverige
Türkiye
Ελλάδα
Македонија
Монтенегро
Россия
Србија
Украина

Asia Pacific

Australia
Brunei
Indonesia
Malaysia
Myanmar
New Zealand
Pakistan
Singapore
Thailand
Việt Nam
Казахстан
Киргизия
ישראל
ایران
中国
日本
대한민국

Americas

Argentina
Bolivien
Brasil
Chile
México
Paraguay
Perú
Trinidad & Tobago
Uruguay

Africa, Middle East and India

South Africa
Uganda

The United States, Canada and Puerto Rico

Canada
USA